Testimonio 5

Nancy Muñoz

Recuerdo el día que me apareciste en Youtube, y dije… voy a escuchar la conferencia de esta coach, Nada ocurre por casualidad.  Cristina Maldonado.

En ese momento sentí que habías hecho esa conferencia para mí, todo me resonaba. Nos pusimos en contacto y me ofreciste hacer el Trabajo del Perdón, en Asturias en Soham Project.

Fue un trabajo grupal guiado y dirigido por ti con la ayuda de Alberto.  Jamás, jamás olvidaré vuestra ayuda para aprender a resolver un tema que no sabía cómo se llevaba adelante.

Yo ya había conectado contigo por Skype, nuestras charlas de crecimiento personal, recuerdo como fuiste capaz de enseñarme a descubrir todos mis lados oscuros sin tú decirlos con tus palabras,  si no que yo llegara a aflorarlos, yo sola hablando contigo iba descubriendo mis lados oscuros . Otra cosa muy significativa, es que me enseñaste a mirar MI ADENTRO y de  “no tirar balones fuera” te acuerdas????

Aprendí que todo lo que me sucedía era mi responsabilidad, que al igual que yo soy dueña de mi vida, también soy cocreadora de mis actos.

Que nada está afuera, que todo está en mí.

No fue fácil. Recuerdo que cuando teníamos nuestras charlas y hablábamos me decías que detrás de todo lo que yo podía ver como MALO tenía guardado un regalo para mí.  Vaya que si lo ví.

Tú recuerdas el tema por el cuál yo viaje a Asturias???? Recuerdas que cuando estaba haciendo el trabajo del Perdón, salió un tema de mi niñez???? Nunca imaginé que éso estuviera allí y en mí.

Tu trabajo estaba hilado en cada conferencia por Skype, te lo currabas y luego me dejabas trabajo para la semana.  ¡Qué bien me hacía! Casi lo digo con pena, porque lo dejé. Pero como confío en el proceso de la vida, es posible que dicho aprendizaje ya era hora de ponerlo en marcha.

Ahora te digo, QUE LA VIDA NOS PONE EN LAS SITUACIONES TANTAS VECES COMO SEA NECESARIO PARA SU TOTAL APRENDIZAJE.  Eso siento que me está pasando. Pero no me agobio y cuando no sé resolver una situación sé que es lo preciso de ese momento y le pido al universo que lo resuelva y me lo devuelva en perfecto amor.

Más que nunca sé que soy merecedora de todo lo bueno. Espero seguir aprendiendo  a no resistirme ante las situaciones.

Creo que no terminamos y que hay que seguir descubriendo los procesos de la vida. A mí me queda aún un largo camino de empoderamiento, de dejar de hacer juicios y observar con detenimiento y silencio interno las situaciones. Pero hoy veo esto, antes no.

También me encantó que estás titulada en psicología.

Gracias Cristina.  Gracias por cogerme fuerte de la mano.